Teléfono: +34 958 20 65 08   |   Síguenos en:   
Logo Fundea

Más de 600 víctimas se ha cobrado el terrorismo yihadista en Europa desde 2004

El terrorismo yihadista ha producido en Europa más de 600 víctimas mortales entre 2004 y 2017, según ha declarado Sergio Bianchi, experto de Agenfor International y colaborador del Ministerio de Justicia de Italia, durante el Seminario Internacional “Radicalización y Extremismo violento” que se ha clausurado hoy en la Fundación Euroárabe. Durante su ponencia sobre radicalización y reclutamiento en las prisiones, Bianchi ha destacado además, que “aunque el número de víctimas por los ataques ha descendido en los últimos años y las capacidades de los terroristas también, el miedo al terror se ha incrementado entre los ciudadanos europeos”.

Este y otros temas como el fenómeno de los combatientes extranjeros, el extremismo en los Balcanes y los países árabo-islámicos, las variables psicosociales y las respuestas judiciales a la radicalización se han abordado durante el Seminario Internacional “Radicalización y Extremismo Violento: mapas, contextos y respuestas”, organizado por la Fundación Euroárabe de Altos Estudios y la Universidad de Granada.

Entre los participantes de este Seminario, al que han asistido cerca de 70 personas los días 9 y 10 de abril en la ciudad de Granada, ha destacado la presencia de Engjellushe Morina, jefa del programa Investigación en Transformación de Conflictos y Apoyo a la Mediación y al Diálogo para la Fundación Berghof, quien ha subrayado “la falta de oportunidades laborales, la falta de motivación y de satisfacción personal” como principales similitudes motivacionales entre los jóvenes vulnerables a la radicalización tanto en Europa como en los países balcánicos. Para hacer frente a los procesos de radicalización, “es imprescindible involucrar a los jóvenes, a la comunidad y a las instituciones religiosas en los programas de prevención de la radicalización y el extremismo, desde el co-diseño y la implementación, hasta la divulgación”, ha señalado Morina.   

En esta dirección ha apuntado también Daniel Koehler, director del Instituto Alemán de Estudios de Radicalización y Des-radicalización (GIRDS, por sus siglas en inglés). “Es esencial trabajar desde sus necesidades, su entorno, sus antecedentes, entender su biografía y trayectoria, su camino hacia el extremismo violento y el terrorismo, para ver lo difíciles y diferentes que son todos y cada uno de estos seres humanos. Tenemos que comprender su pasado y sus motivaciones”, ha declarado este asesor de familias con miembros radicalizados.

La lucha contra la radicalización y el extremismo violento no puede, sin embargo, restringir los derechos fundamentales de los ciudadanos. De acuerdo a Joaquin Zuckerberg, técnico de programas en la Subdivisión de Prevención del Terrorismo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, “los estados están realizando un gran esfuerzo por por mantener el difícil equilibrio entre la lucha terrorista y el respeto a los derechos humanos”. “Es cierto que la mayor parte de las medidas antiterroristas van más allá de lo que suele ir las respuestas criminales habituales, pero hay ciertos derechos individuales que son absolutos y hay que respetar”, ha señalado Zuckerberg.

El seminario internacional celebrado en la sede de la Fundación Euroárabe se ha organizado en el marco de los proyectos europeos de investigación TAKEDOWNTRAINING AID y COMBERAD en los que trabaja la Euroárabe, ha reunido a un nutrido grupo de investigadores y profesionales venidos desde Alemania, Argentina, Bélgica, Estados Unidos, Francia, Italia, Kosovo, Marruecos, Portugal, Túnez y Turquía, así como de otros rincones de España.  

Información relacionacionada AQUÍ